Después de unas largas vacaciones, viene el momento de volver a nuestros hábitos y rutina diaria esto podría ser algo complicado, pero no imposible. Te daremos algunos consejos que te ayudaran a conseguir los propósitos y objetivos.

  • Establece metas u objetivos:

El tener claro nuestras metas nos ayudara a regresar más fácil a nuestros hábitos, lo importante es que sean metas fáciles y alcanzables de cumplir. Algunos ejemplos pueden ser:

Realizar 5 veces a la semana ejercicio.

Recuperar mi peso o bajar de peso.

Comer más saludables, Etc.

  • Establece los horarios de comida:

Volver a establecer los horarios de comida te ayudará a no pasar hambre, debido a que tu organismo recibirá alimento constantemente y no llegarás hambriento de un tiempo de comida a otro. Recuerda que por lo menos debes realizar 4-5 comidas diarias.

  • Planifica tu menú:

El planificar tu menú te permitirá tener mayor control sobre tus raciones en la comida, evitará que caigas en tentaciones, no olvides incluir en tu menú 2-3 porciones de fruta y 4-5 porciones verduras al día.

  •      No olvides beber agua:

Tomar agua nos ayuda a tener una buena digestión, evita la deshidratación cuyo principal síntoma es el cansancio. Debemos darle siempre preferencia al agua cuando tengamos sed, la recomendación va 2-2.5 litros.

  • Inicia de nuevo con la actividad física:

Esto te permitirá llenarte de energía, disminuir el estrés y mejorar la concentración en tu vida diaria. Recuerda, el retomar la actividad física debe ser poco a poco para evitar lesiones y progresaremos cada semana.

  • Un buen descanso:

Al igual que el ejercicio, es importante tener un buen descanso el cual te ayudara a tener un mejor rendimiento, mayor concentración en lo que haces y a un bienestar general.

  • Comparte tus logros:

Una forma de seguir motivado es compartir tus logros por muy pequeños que sean esto te mantendrá motivado y será más sencillo llegar a tu meta.

Volver a nuestra rutina saludable es posible, y seguro que con estos consejos te resultará más sencillo. Recuerda que tener tu peso bajo control contribuye a una buena salud.