¿Qué es un antioxidante?

Los antioxidantes son unas sustancias químicas que forma parte de los alimentos, su objetivo es disminuir el deterioro en las células a partir de las cuales se originan los nocivos radicales libres.

Por lo tanto, ayudan a la disminución de enfermedades cardiovasculares, de tumores, enfermedades sistema nervioso, mejoran la respuesta del sistema inmune, cardiovascular y endocrino. Entre los antioxidantes más importantes son: la vitamina A (carotenoides), E, C y los flavonoides.

 

¿Cuáles son sus funciones y dónde encontrarlos?

Vitamina A: Nos ayuda para la visión, un adecuado crecimiento y funcionamiento del sistema inmunitario, además de mantener la piel y las mucosas sanas. Las podemos encontrar en la zanahoria, tomates, espinacas, melón, durazno, mango, tomate, sandia, papaya y toronja.

Vitamina E: La vitamina E protege a las células ante la presencia de compuestos tóxicos, metales pesados (plata, mercurio, plomo). Ayuda a una mejor respuesta del sistema inmune, además tiene un efecto cardioprotector y protege al organismo contra los efectos del envejecimiento eliminando los radicales libres que causan degeneración de los tejidos como la piel.  La podemos encontrar en aceite de germen de trigo, aceite de maíz, aceite de soya, aceite de girasol, aceite de oliva, aguacate, leche, salmón, huevo, espárragos, espinacas y frutos secos.

Vitamina C: Las funciones de la vitamina C mejora la absorción de hierro de los vegetales, reduce el riesgo de infecciones. Participa en la producción de colágeno ayudando en la cicatrización de heridas, fracturas, hemorragias y encías sangrantes. La mejor fuente son frutas y vegetales de preferencia ácidos y frescos, vegetales de hojas crudos y tomates, apio, pimiento, coliflor, guayabas, melón, kiwi, fresas, naranja y mandarina.

Flavonoides: Los flavonoides son pigmentos naturales presentes en los vegetales, nos protegen de los rayos ultravioletas, la contaminación ambiental. Tiene propiedades antinflamatorias en el organismo, ayudan prevención de enfermedades cardiovasculares y a un  menor riesgo de la aparición de cáncer. Están presentes en las frutas y verduras coloridas como: Arándanos, ciruelas, manzanas, cerezas, frambuesas, naranjas, fresas, espinacas, además los podemos encontrar iguale en el chocolate amargo, los frutos secos, el vino tinto, los derivados de la soya y el té verde. En conclusión, una dieta variada y equilibrada nos proporcionaran los antioxidantes necesarios para un buen funcionamiento de nuestro cuerpo.>